Eyaculación precoz - CIRH

Aunque se trata de una disfunción sexual masculina, la eyaculación precoz no es un problema solo de los hombres, sino de la pareja. A diferencia de otros trastornos sexuales, como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz afecta a hombres más jóvenes.

¿Qué es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz es la incapacidad de conseguir el control de la eyaculación tras un alto nivel de excitación sexual.

Causas de la eyaculación precoz

Puede ocurrir por muchas causas orgánicas como diabetes, fracturas o traumatismos pélvicos, neuritis, prostatitis, uretritis o alteraciones de los receptores de serotonina y dopamina. Otra posible causa puede ser la disminución del tono de la musculatura del suelo pélvico. Las drogas, el tabaco y el alcohol son factores de riesgo.

Gran parte de los casos son de origen psicológico, generalmente por ansiedad o problemas de autoestima. La falta de educación sexual, técnicas sexuales deficientes, o relaciones interpersonales inadecuadas también pueden ocasionar alteraciones en la eyaculación.

Las causas orgánicas no tratadas médicamente pueden desarrollar, secundariamente y por un sentimiento de fracaso, una disfunción eyaculatoria psicógena.

Tratamiento de la eyaculación precoz

El tratamiento de la eyaculación precoz consiste en:

  • Corrección de las patologías responsables de la disfunción eyaculatoria, siempre que sea posible.
  • Aumento del tono pélvico mediante ejercicios físicos específicos.
  • Psicoterapia.
  • Prescripción farmacológica.
  • Intervención quirúrgica.

El tratamiento farmacológico se realiza con inhibidores selectivos de serotonina administrados por vía oral, siempre bajo estricto control médico. El tratamiento quirúrgico consiste en la neurotomía, sección selectiva de fibras de los nervios dorsales del pene. Tiene como riesgo la pérdida definitiva, total o parcial, de la sensibilidad del glande, y solo se indica en casos muy específicos.