Disfunciones sexuales - CIRH

Para que un hombre considere que tiene una disfunción sexual, es necesario que presente problemas para sentir el deseo sexual (tener ganas) o para excitarse (y lograr la erección) o para lograr los orgasmos (eyacular y sentir el orgasmo).

Cualquier hombre puede ocasionalmente experimentar fallos en la respuesta sexual (deseo, excitación u orgasmo), sin embargo se habla de disfunción sexual cuando el problema se presenta durante un tiempo, por lo menos tres meses y de manera persistente, es decir, se repite el problema una y otra vez durante esos tres meses.

Disfunción eréctil

En España, el diagnostico de disfunción eréctil, afecta aproximadamente al 12% en hombres entre 25 y 70 años.

Eyaculación precoz

Actualmente, la eyaculación precoz, considerada como la incapacidad de conseguir el control de la eyaculación tras un alto nivel de excitación sexual, afecta a uno de cada cinco hombres.