Tu clínica de Reproducción Asistida en Barcelona.

Disfunción eréctil

disfuncion-erectilEn España, el diagnostico de disfunción eréctil, afecta aproximadamente al 12% en hombres entre 25 y 70 años.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es la incapacidad de obtener una erección suficientemente rígida y elevada como para completar la penetración.

Causas de la disfunción eréctil

Las causas de la disfunción eréctil pueden ser psíquicas o físicas, aunque en gran parte de los casos están implicados ambos factores. Las causas físicas pueden ser diabetes, hipertensión arterial, esclerosis múltiple, vasculopatías, traumatismos en el pene, etc. También hay una serie de medicamentos que pueden causar la disfunción.

Inicialmente, el diagnóstico se realiza revisando la historia clínica y mediante una exploración física. Según la información obtenida se puede solicitar una analítica general y hormonal, un doppler de las arterias del pene o un test con drogas vasoactivas. El tratamiento varía según las causas de la disfunción, desde psicoterapia o fármacos vasoactivos hasta mecanismos de vacío o implantes de prótesis de pene.

Posibles tratamientos

Existen fármacos vasodilatadores que activan el mecanismo de erección. En el mercado existen fármacos inyectables que se aplican en los cuerpos cavernosos. Estos fármacos se utilizan en el proceso diagnóstico o cuando las demás sustancias disponibles no producen el efecto deseado.

Entre los fármacos vasoactivos orales hay actualmente tres sustancias con fines terapéuticos que son medicamentos de última generación: el sildenafilo (Viagra), el tadalafilo (Cialis) y el vardenafilo (Levitra). La elección del medicamento queda a criterio del médico, de acuerdo con las características del paciente y de la patología.

En el caso de que este tratamiento no resulte ser efectivo, se puede recurrir a mecanismos que constan de un cilindro con una bomba de vacío acoplada donde se introduce el pene. Al activarse la bomba, el vacío provoca que el pene se llene de sangre y se obtiene así una erección. Acto seguido se coloca una anilla de látex en la base del pene y se retira el cilindro. Si bien la rigidez obtenida no es total, permite la penetración. Un inconveniente de este sistema es que, al margen de ser bastante aparatoso, la anilla en la base del pene puede impedir la eyaculación o causar molestias al eyacular.

Cuando ninguna de estas opciones es efectiva, el último recurso es el implante de una prótesis de pene.

Última actualización: Diciembre, 2016
Descubre ahora cómo podemos ayudarte
Top