¿Puedo ser madre después de una ligadura de trompas?

¿Puedo ser madre después de una ligadura de trompas?

La ligadura de trompas es un método quirúrgico anticonceptivo que se caracteriza por ser definitivo. Se someten a esta operación mujeres que toman la decisión de no volver a quedarse embarazadas, dado a la alta efectividad de la técnica.

Es una operación que requiere de mucha reflexión en el momento de decidir si hacerla o no, ya que revertirla no es un proceso sencillo. Por ello, como primera recomendación, te aconsejamos ser muy consciente de las ventajas y los inconvenientes de tomar esta decisión y reflexionarlo bien tanto internamente como con tu pareja.

No obstante, existe la posibilidad de que una mujer que se ha sometido a una ligadura de trompas, experimente de nuevo o por primera vez la maternidad y el embarazo. Existen diferentes maneras de revertir esta operación, desde pasar por otra cirugía mayor, hasta la realización de un tratamiento de reproducción asistida.

En la mayoría de los casos se suele recomendar esta segunda opción, ya que es menos intervencionista. Lo más habitual es realizar un tratamiento de Fecundación in Vitro en mujeres que se han sometido a una ligadura de trompas y quieren ser madres de nuevo, ya que es la manera de conseguir un embarazo sin tener que someter a la paciente a otra operación quirúrgica.

En CIRH te queremos acompañar en el camino hacia la maternidad. En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre ser madre después de una ligadura de trompas.

¿Qué es la ligadura de trompas?

Cuando hablamos de una ligadura de trompas nos referimos al proceso quirúrgico consistente en cortar el paso de los espermatozoides hacia la trompa de Falopio, para evitar la fecundación del óvulo, que de forma natural tiene lugar en esta región. Por lo tanto, es un método anticonceptivo con una alta efectividad y generalmente definitivo.

Habitualmente, el proceso de una ligadura de trompas consiste en realizar la sección de un fragmento de trompa y una ligadura con sutura reabsorbible. De esta manera, los extremos de la trompa se separan y aumenta la eficacia anticonceptiva del procedimiento.

Es un método anticonceptivo muy efectivo, por ello, el inconveniente surge cuando se desea recuperar la antigua función de las trompas. Aunque existe la manera de “deshacer” la ligadura de trompas con otro proceso quirúrgico llamado repermeabilización, este tiene múltiples inconvenientes, desde la amplitud de la zona extirpada, hasta la existencia de adherencias, entre otros factores. Incluso una técnica quirúrgica impecable no garantiza la eficacia de la reparación, ya que ésta depende de muchos factores (se debe recuperar tanto la permeabilidad como la motilidad de la trompa).

No obstante, existen otras alternativas que permiten que una mujer que ha experimentado una ligadura de trompas vuelva a quedarse embarazada. La más habitual y recomendada es la realización de un tratamiento de reproducción asistida, en concreto, una Fecundación in Vitro.

¿Cuáles son las causas de esterilidad femenina?

La ligadura de trompas es un método de esterilidad femenina muy efectivo que consiste en impedir el paso de los espermatozoides hacia la zona de las trompas de Falopio donde se produce la fecundación del óvulo de manera natural.

Este método es tan efectivo que con él se consigue reducir el riesgo de embarazo a como máximo un 0,8%. Por ello, convertir esta operación en reversible mediante otro procedimiento quirúrgico resulta muy complicado. En primer lugar, la tasa de embarazo después de una reversión no es muy alta ya que es muy complicado restablecer completamente la correcta motilidad de la trompa. Además, este proceso solo puede ser una opción para mujeres jóvenes, de menos de 35 años. También, al revertir la ligadura de trompas, hay más posibilidades de sufrir un embarazo ectópico.

Como se ha comentado anteriormente, ser madre después de una ligadura de trompas se hace más viable mediante una fecundación in vitro.

Estudio de la infertilidad por ligadura de trompas

Generalmente, es una técnica que suelen realizar mujeres que ya han tenido hijos anteriormente dada su alta eficacia. Por lo tanto, las mujeres son inicialmente fértiles, hecho que simplifica el estudio que se va a realizar.

Cuando una mujer con ligadura de trompas quiere volver a quedarse embarazada mediante un tratamiento de reproducción asistida, se deben hacer antes una serie de pruebas tanto a ella como a su pareja para comprobar su estado:

  • En primer lugar, se le hará un análisis de sangre a la mujer. Este análisis servirá para comprobar que no existan alteraciones hormonales.
  • También le haremos un test hormonal basal (FSH, LH y Estradiol) que permitirá conocer la capacidad de los ovarios para producir óvulos.
  • Al hombre se le practicará un seminograma, para estudiar la capacidad fecundante del semen.

Una vez tengamos los resultados de estas pruebas y sea posible, iniciaremos el proceso del tratamiento de fertilidad más adecuado en cada caso en particular.

¿Qué tratamiento de fertilidad hay para quedarse embarazada tras una ligadura de trompas?

Hay dos formas de poder lograr el embarazo después de haber realizado una ligadura de trompas:

  • Repermeabilización de las trompas (Reanastomosis tubárica): es un procedimiento quirúrgico dónde se intentará que las trompas vuelvan a ser permeables y volver a permitir así, el paso de los espermatozoides. Esta técnica, está indicada en mujeres jóvenes, aunque se realiza en muy pocas ocasiones.
  • Fecundación in Vitro: Mayoritariamente, en caso de que los ovarios de la mujer sigan teniendo capacidad para producir óvulos y de que no exista ningún problema en el endometrio y en el seminograma de la pareja, lo más recomendado sería realizar una fecundación in vitro. En estos casos, las probabilidades de embarazo son las propias de la técnica, es decir, las mismas que para las mujeres que tienen otro problema de fertilidad. Por lo tanto, la edad de la mujer es un factor decisivo para el éxito de esta técnica, ya que las posibilidades de embarazo disminuyen al aumentar la edad. Por este motivo, una vez tomada la decisión no es conveniente aplazar su puesta en marcha.

Muchas veces, las circunstancias de uno, con el paso del tiempo cambian, esta decisión que se tomó años antes, puede que no tenga sentido años después. Cada vez más son las personas que retoman la decisión de aumentar la familia o bien, han hecho un cambio de pensamiento, en CIRH nos sentimos afortunados de contar con especialistas que disponen de toda la información necesaria para orientarte y ayudarte de la mejor forma y más profesional.

En CIRH entendemos que las personas pueden cambiar de decisión y queremos estar a tu lado durante todo el proceso para intentar cumplir de nuevo, tu sueño de maternidad.

Además, contamos con un equipo de psicólogos que podrán ayudarte a sobrellevar todo el proceso de la mejor manera posible.

Si aún tienes dudas al respecto, o quieres ser madre después de una ligadura de trompas, puedes solicitar una primera visita gratuita con nuestros especialistas, para que estudien tu caso en particular y puedan ofrecerte las mejores soluciones adaptadas a tus necesidades.

Descubre ahora cómo podemos ayudarte

Tu primera visita es gratuita, para que no te cueste decidirte.

Solicitar cita

2021-01-18T15:42:46+00:00

En CIRH seguimos a tu lado

SOLICITA TU PRIMERA VISITA MÉDICA