Para él - CIRH

En el caso del hombre, existen varios factores que pueden afectar a la fertilidad del hombre: una baja cantidad o calidad espermática, disfunciones sexuales u otras causas. Por este motivo, en todos los casos es necesario realizar un completo análisis que incluirá algunas de las siguientes pruebas médicas:

Cuando las dificultades para conseguir el embarazo están relacionadas con el hombre, en la mayoría de veces se debe a factores relacionados con los testículos. Existen, sin embargo, otros factores que pueden ser también causantes de infertilidad masculina:

  • Estrés y tensión emocional
  • Obesidad
  • Edad
  • Tabaco
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Consumo de drogas

Existen 4 pruebas que nos ayudarán a diagnosticar las causas de infertilidad masculina:

El seminograma:

El seminograma es un estudio completo del semen que incluye el análisis de la morfología de los espermatozoides. Algunos factores como niveles elevados de estrés o haber padecido fiebre pueden alterar la calidad y número de espermatozoides: cuando eso ocurra, será necesario repetir la prueba.

Test de capacitación espermática:

El test de capacitación espermática nos permite conocer el número de espermatozoides que podemos utilizar si recurrimos a una Inseminación Artificial.

Análisis hormonal:

Mediante el análisis hormonal se estudian las hormonas FSH y LH para conocer sus niveles y valorar si existe cualquier indicador fuera de la normalidad.

Estudio genético:

En algunos casos, la infertilidad masculina no consigue identificarse con los métodos de diagnóstico actual y es necesario recurrir a exámenes genéticos.