Tu clínica de Reproducción Asistida en Barcelona.

Factor tubárico

factor-tubericoActualmente, entre 3 y 4 de cada 10 mujeres con dificultades de concebir presentan problemas de infertilidad causados por una alteración en las trompas de Falopio.

Las trompas de Falopio cumplen un papel esencial en la reproducción humana: gracias a ellas es posible el desplazamiento de los espermatozoides desde el útero de la mujer hasta el ovario. Se encargan a la vez de captar el óvulo cuando se ha producido la ovulación, y una vez se ha producido la fecundación entre el óvulo y el espermatozoide, transportan el pre-embrión hasta el útero, para que pueda implantarse allí correctamente.

Para conseguir realizar con éxito estos pasos, es imprescindible que las trompas estén activas y sean permeables, es decir, que no estén obstruidas. Cualquier lesión en la pared de las trompas o adherencia en la cavidad abdominal podría dificultar la captación del óvulo o el paso de los espermatozoides, dificultando, en consecuencia, el embarazo.

¿Qué puede causar una lesión en las trompas?

  • Infección pélvica: es la más frecuente, aparece en 8 de cada 10 casos de lesión. Suele estar causada por microorganismos como los Chlamydia Trachomatis o Neisseria Gonorrhoae, comúnmente conocidos por las enfermedades de transmisión sexual clamidia y gonorrea.
  • Cirugía pélvica: haber pasado por una cirugía pélvica previa puede conllevar complicaciones en la actividad de las trompas:
    • Apendicitis complejas
    • Intervenciones ginecológicas: extracción de quistes en el ovario, ligaduras de trompas, extracción de miomas uterinos
    • Endometriosis
    • Malformaciones uterinas

¿A cuántas mujeres afectan estas lesiones?

Las lesiones en las trompas de Falopio afectan entre 3 y 4 de cada 10 mujeres con problemas de fertilidad.

¿Cómo se diagnostica una lesión en las trompas de Falopio?

Existen 3 pruebas diagnósticas mediante las cuales se puede detectar si existe cualquier tipo de lesión en las trompas:

  • Histerosalpingografía: es la prueba más común. Se trata de una prueba radiológica, en la que, tras haber inyectado contraste iodado en la cavidad uterina de la mujer, se observa si este llega hasta las trompas de Falopio.
    En caso de existir alguna obstrucción, ser observará como el contraste se detiene antes de llegar. Antes de la realización de la prueba se administra antibiótico para evitar cualquier tipo de infección, y se recomienda asimismo tomar un analgésico antes de realizar la prueba para evitar cualquier tipo de dolor.
  • Histerosonografía: A diferencia de la anterior, en este caso el líquido que se inyecta en el útero a través del cuello uterino en el útero es suero fisiológico. En este caso, además, la permeabilidad de las trompas de Falopio de observa durante la ecografía que se realiza mientras se inyecta el suero. Es necesaria también la toma de antibiótico y analgésico preventivos.
  • Laparoscopia exploradora: es una intervención quirúrgica con cirugía, que se reserva a casos muy concretos, en los que tras haber realizado una histerosalpingografía no queda claro el tipo de lesión en las Trompas. Se realiza mediante una incisión a nivel umbilical y dos incisiones en la parte baja del abdomen. Esta intervención permite ver en directo el estado de las trompas.

¿Cómo afecta a la fertilidad de una mujer?

Si la obstrucción de las trompas afecta sólo a una de las dos, el embarazo se puede conseguir de forma natural, pero si afecta a las dos trompas, será necesario recurrir a una técnica de reproducción asistida en el laboratorio, como la fecundación in vitro. Los biólogos del laboratorio serán los encargados de fecundar el espermatozoide y el óvulo, y una vez conseguido el embrión, el médico lo depositará en el útero de la futura mamá.

Última actualización: Diciembre, 2016
Descubre ahora cómo podemos ayudarte
Top