Esterilidad de Origen Desconocido

¿Qué es?

Aunque actualmente las técnicas de diagnóstico están muy avanzadas, un 30% de las parejas no consigue averiguar a ciencia cierta la causa de su esterilidad con los métodos habituales. Ahora bien, si el factor de la edad se incluyera entre las causas de esterilidad este porcentaje se vería claramente reducido.

Se considera que una pareja tiene infertilidad de origen desconocido cuando la mujer experimenta ciclos menstruales regulares y los resultados de las siguientes pruebas diagnósticas están dentro de los valores normales:

  • Analítica hormonal entre el tercer y el quinto día del ciclo normal.
  • Histerosalpingografia: trompas permeables con un buen paso de contraste a la cavidad peritoneal.
  • Ecografía: útero de morfología regular, sin la presencia de miomas ni pólipos y con un recuento de folículos antrales superior a 5 y una línea endometrial regular y homogénea.
  • Seminograma: recuento espermático y movilidades normales de los espermatozoides.

¿Cómo se trata?

El tratamiento al que se recurre en primer lugar es la inseminación. Si la paciente tiene menos de 37 años se realizan cuatro ciclos de inseminación y si supera los 37 años, solo dos ciclos. La posibilidad de conseguir un embarazo en el total de los cuatro ciclos es del 25%.

Cuando la inseminación no da resultados, la siguiente técnica que se utiliza es la fecundación in vitro, que sirve de tratamiento y también de diagnóstico sobre posibles problemas de fertilización. La tasa de embarazo con FIV depende de la edad de los dos miembros de la pareja.

Posibles efectos no deseados de estas técnicas son el embarazo múltiple, el aborto, la hiperestimulación ovárica y el embarazo ectópico.