¿Qué hacer una vez acabado el tratamiento?

¿Qué hacer una vez acabado el tratamiento?

Después de un proceso lleno de emociones y muchos esfuerzos llega el fin del tratamiento. ¿Y ahora qué? Eso es lo primero que nos preguntamos justo después de haber pasado por un tratamiento de reproducción asistida.

Si estás en este punto o lo vas a estar, es totalmente normal que tengas dudas acerca de lo que puedes o no hacer en tu rutina diaria. Ya sea por cuestiones de trabajo, o posturas, síntomas que puedan aparecen, o por el dilema de cuándo es el mejor momento para hacerse la prueba de embarazo. Nuestro primer consejo al respecto es que cuando tengas una consulta o dolencia no dudes en ponerte en contacto con tu médico de CIRH. Este te aconsejará de la manera más personalizada, según tu caso e historial y resolverá lo más rápido posible cualquier incertidumbre que te haya surgido tras el tratamiento realizado.

El segundo consejo que queremos transmitirte es que te relajes. Estamos convencidos de que lo has hecho genial, por eso ahora toca un buen respiro. Puedes hacer vida normal sin excesos, excluyendo lógicamente beber, fumar o hacer deporte demasiado intenso. Por lo tanto, lo mejor es intentar distraerse con cosas que nos gustan, que relajen nuestra mente y nuestro cuerpo. Busca un pasatiempo que te anime y disfrútalo, experimenta y conecta contigo misma.

¿Quieres saber más detalles? Para facilitarte la información, a continuación, recopilamos algunas de las preguntas frecuentes sobre los próximos pasos tras el tratamiento de fertilidad. No te quedes con las dudas, te informamos de todo.

¿Puedo viajar tras la transferencia o la inseminación?

Si te acabas de hacer una transferencia o una inseminación artificial, te podemos confirmar que realmente no existe ningún inconveniente extraordinario que impida viajar. Ni altitud, ni vibraciones, ni agitaciones, ningún factor derivado del transporte incidirá negativamente en el tratamiento. De todos modos, en CIRH sí que hacemos hincapié en que es bastante recomendable pasar la noche en Barcelona en el caso de que aquellos pacientes tengan su residencia habitual lejos.

El motivo es más que nada rebajar ese componente de estrés que a veces puede generarnos el hecho de coger el avión, el tren o el coche. Y es que el día en el que finaliza el tratamiento es un día muy especial, con una gran carga emocional. Por eso es importante la propia comodidad de los pacientes. Es aconsejable no tener que desplazarse si viven en otro país o comunidad, pero se trata de una vía opcional y como ya hemos comentado se puede viajar sin temor el mismo día.

¿Qué hay que evitar tras la transferencia o la inseminación?

Los principales consejos básicos que debes seguir tras haber finalizado un tratamiento se centran en la actividad física, la alimentación y sobre todo el factor psicológico.

Empezando con la práctica del deporte, lo lógico es evitar cualquier actividad física que sea excesiva o que requiera un sobreesfuerzo. En este sentido, se incide también en el hecho de no cargar mucho peso, ya sean pesas, compras, maletas, etc.

Si continuamos con el factor de la alimentación, tanto antes como después de la transferencia o la inseminación, y mucho más importante todavía, durante la gestación, es esencial seguir una correcta ingesta diaria de alimentos. Comer de manera saludable, descartando bebidas alcohólicas y alimentos como el café, el pescado crudo y los embutidos, te ayudarán en cualquier etapa de la maternidad.

En cuanto al componente psicológico, la cuestión principal es mantenerse activa pero relajada. El estrés es un factor negativo en cualquier ser humano y en casos de embarazo obviamente también influye. Es por eso por lo que es altamente aconsejable tener pasatiempos que distraigan y ayuden a centrarse en el presente, dejando a un lado las preocupaciones.

Por último, podemos añadir el mito de las relaciones sexuales. Según varios estudios científicos no existe una incidencia en las tasas de embarazo ya sea con o sin la práctica sexual después de haber realizado la transferencia.

¿Qué hago si tengo leves sangrados y/o dolores antes de hacer el test de embarazo?

Lo principal es mantener la calma e intentar estar tranquila. ¿Sabías que es bastante usual que tengas leves sangrados o dolores? La mayoría de las mujeres pasan por ello durante toda su vida. En este caso y debido al tratamiento, pero también a causa del propio embarazo, la paciente puede experimentar los síntomas típicos como pueden ser retención de líquidos, pequeñas pérdidas o hinchazón, fatiga y algunos dolores leves. Todo ello no significa que sea bueno ni malo, simplemente es algo que sucede de manera bastante habitual.

Tener sangrados leves no es sinónimo de aborto como tampoco de que sea mala señal. Además, no acostumbran a ser sangrados graves. Por un lado, al hacer pocos días de la transferencia, aunque los embriones no se hayan implantado, no tiene por qué causar estos síntomas, simplemente no se implantan y la mujer puede expulsarlos sin darse cuenta. Por otro lado, el hecho de haber tomado progesterona de manera continuada a través de la vagina puede ocasionar irritaciones y sangrados leves. Asimismo, es común que en los tratamientos con hormonas aparezcan algunos dolores y cansancio. No hay por qué preocuparse.

Tanto si es de manera natural como si se ha confiado en un tratamiento de fertilidad, es bastante frecuente que la mujer embarazada tenga esta clase de sintomatologías. Sobre todo, durante los primeros tres meses de gestación. Por eso en CIRH siempre aconsejaremos tranquilidad y reposo.

Indudablemente si los sangrados perduran, deberás consultar con tu ginecólogo. Este te ayudará a saber el porqué de estos sangrados con una exploración que pueda descartar cualquier complicación poco usual.

¿Y si no siento nada durante estas 2 semanas?

Si no has sentido nada extraño pasados los 14 días de rigor después de tu tratamiento de fertilidad, no significa nada en absoluto. Porque cada mujer es un mundo. Por eso, la reacción de cada paciente frente un posible embarazo ocurrirá de un modo u otro. Es mejor evitar hacer comparaciones, ya que, algunas mujeres tienen síntomas, sin embargo, otras no los experimentan. Y así sucede también en los diferentes embarazos de una misma mujer. Cada embarazo es diferente.

La cuestión es tranquilizarse y tener paciencia hasta que toque realizar el test. El médico siempre indicará cuando es el momento idóneo. Por lo tanto, en dos semanas es normal tanto que haya alguna reacción por el tratamiento hormonal como que no la haya. En este sentido no existe una línea a seguir.

¿Puedo hacer el test de embarazo antes de la fecha indicada por el médico?

A esta habitual pregunta, la respuesta es que lo más recomendable es hacerse la prueba de embarazo respetando la fecha señalada por el propio médico. En el caso de realizar el test antes de la fecha, ten en cuenta que podría ser negativo, y aun así, la paciente podría estar embarazada más tarde, justamente en la fecha ajustada de dos semanas.

El equipo médico de CIRH guía a sus pacientes con profesionalidad para intentar conseguir el objetivo de cada tratamiento. Las pacientes por su parte deberán seguir el método escogido junto con la medicación acordada. Asimismo, la toma de medicación ayudará a lograr el embarazo e incluso impedirá que haya riesgo de aborto en las primeras semanas de gestación.

Todos los tratamientos que se llevan a cabo en reproducción asistida incluyen dosis de hormonas con niveles superiores a las normales. Estas cantidades elevadas se prescriben estrictamente con el fin de lograr los mismos niveles que se producen al principio de los embarazos. Siguiendo cada pauta juntos, estaremos más cerca de la maternidad.

¿Qué hacemos mientras esperamos el test de embarazo?

Mientras se permanece a la espera de efectuar el esperado test de embarazo lo más aconsejable es entretenerse durante el tiempo libre con aficiones o actividades que nos gusten. Mantenerse activo, pero, incidiendo en que se ha de intentar evitar cualquier tipo de estrés que condicione la vida cotidiana.

Sabemos que las horas que preceden al fin de un tratamiento son tremendamente emocionantes. Por eso hacemos hincapié en mantener mente y cuerpo en un estado de relax, lo máximo que se pueda. Como ya hemos comentado no existe ningún inconveniente a la hora de viajar. Así que, si la paciente lo cree conveniente y es consciente de que no le ocasionará ningún episodio de agitación o nervios, podrá regresar a su casa sin problemas.

Durante la espera se podrá llevar una vida normal. Aunque sugerimos por evidencias científicas no fumar, como ya hemos explicado, huir del estrés, no practicar ejercicio que sea demasiado intenso ni cargar peso en exceso. Y de nuevo recalcar la importancia de cuidar la dieta alimenticia, basada en alimentos saludables y nutritivos. Como, por ejemplo, fruta, verdura, proteína, hidratos integrales, etc. Dejando de lado las bebidas alcohólicas, azucaradas, el café, el pescado crudo y los alimentos procesados.

Recapitulamos un poco sobre las dudas más comunes que suelen aparecer en el momento en que una paciente termina su tratamiento de fertilidad. Primero de todo darte la enhorabuena por tu esfuerzo: Has llegado al final de este proceso tan emocionante. Pero seguramente te preguntaras ¿Qué sucede a continuación? ¿Qué hay que hacer? Olvídate de fórmulas mágicas, la clave es fundamentalmente continuar con el día a día como de costumbre. Eso sí, siguiendo estas sencillas recomendaciones que nos propone el equipo médico de CIRH.

Por un lado, hemos explicado lo importante que es procurar no caer en estados de tensión innecesarios, ni tampoco dejarse llevar por la angustia. Es momento de reposar, el trabajo más duro ya está hecho. Toca centrarse en una misma, encontrar aquellos entretenimientos que sean divertidos y nos ayuden a distraer la mente del proceso de espera. Recuerda que también tienes a tu disposición el equipo de psicología de CIRH para darte apoyo cuando lo necesites.

Otro punto importante es que en las comidas escojas alimentos sanos. Puedes consultar con nuestra nutricionista experta siempre que quieras. Además, es recomendable combinar la buena la alimentación con ejercicios suaves, sin sobreesfuerzos, pero que te mantengan activa.

Por otro lado, te recomendamos encarecidamente seguir todas las pautas médicas que desde CIRH se marcan con el propósito de lograr el deseado embarazo. Dando prioridad a hacerse la prueba de embarazo cuando el médico lo haya marcado, y no antes de tiempo para que no haya confusiones de ningún tipo.

El quid de la cuestión es, en conclusión, sentirse bien, seguir nuestros consejos y preguntarnos cualquier duda que te pueda surgir. Estos serían los próximos pasos tras el tratamiento de fertilidad. Si todavía quieres saber más, contacta con nosotros y te informaremos sin compromiso. Descubre cómo podemos ayudarte.

Descubre ahora cómo podemos ayudarte

Tu primera visita es gratuita, para que no te cueste decidirte.

Solicitar cita

2021-01-18T15:21:33+00:00

En CIRH seguimos a tu lado

SOLICITA TU PRIMERA VISITA MÉDICA