Cuando una pareja tiene dificultades para conseguir su embarazo, hablamos de problemas de infertilidad. En algunos casos el embarazo llega a producirse, pero no llega a término.

La mayoría de las parejas en edad fértil consiguen el embarazo durante el primer año. Sin embargo, en algunas ocasiones existen factores que dificultan que la gestación tenga lugar.

Conseguir el embarazo es más difícil de lo que parece. En condiciones normales, una pareja en edad fértil que mantenga relaciones de forma regular sin anticonceptivos, cuenta con un 17 por ciento de probabilidades de conseguir el embarazo durante el primer mes.

Existen varios factores que pueden causar infertilidad en la mujer. La mayoría de ellos son irreversibles, pero hay algunos relacionados con alteraciones anatómicas del cuerpo que pueden ser solucionados tras una intervención.

La edad

La edad es uno de los factores que más influyen en la fertilidad de una mujer. Los actuales cambios en los estilos de vida, la situación laboral o la incertidumbre económica son algunos de los factores que han provocado que muchas parejas hayan retrasado la idea de ser padres.

Factor tubárico

Actualmente, entre 3 y 4 de cada 10 mujeres con dificultades de concebir presentan problemas de infertilidad causados por una alteración en las trompas de Falopio.

Síndrome del Ovario Poliquístico

El Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP) es un trastorno hormonal que altera la ovulación, haciendo que esta desaparezca en ocasiones y se produzca de forma muy irregular, lo que dificulta que se produzca el embarazo de forma natural.

Fallo Ovárico Prematuro

Las mujeres con fallo ovárico prematuro dejan de ovular permanentemente antes de los cuarenta años. Esta situación se da en general porque la reserva ovárica-el número de ovocitos con los que cuenta una mujer-se minimiza.

Esterilidad de Origen Desconocido

En alrededor del 10% de los casos, el estudio básico de esterilidad no muestra anomalías que probablemente estén presentes pero no pueden ser detectadas por los métodos actuales.

Abortos de Repetición

El aborto espontáneo se define como la pérdida de un embarazo de forma natural en las primeras 20 semanas de gestación. Se estima que la tasa de abortos espontáneos es de un 15% aproximadamente en la población general.

Fallos de implantación

La implantación del embrión es un proceso muy delicado que ya en los embarazos naturales cuesta de conseguir: sólo uno de cada cuatro embriones adquiere una correcta implantación en el útero materno.

Factor masculino

La infertilidad de origen masculino es una situación frecuente en las parejas que buscan el embarazo, y afecta a 3 de cada 10 casos.