• Home
  • Para él
  • Unos hábitos de vida saludables, fundamental para conseguir el embarazo

Unos hábitos de vida saludables, fundamental para conseguir el embarazo

10 octubre, 2017 Para él
Unos hábitos de vida saludables, fundamental para conseguir el embarazo

El estilo de vida que llevemos tiene mucho que ver también en la fertilidad del hombre

Siempre se piensa en la mujer en temas de fertilidad, nunca en el hombre, y aunque si bien es cierto que la edad es el factor que más afecta a la fertilidad en ambos miembros de la pareja, existen muchos otros como los contaminantes medioambientales o nuestro estilo de vida que están directamente relacionados con la fertilidad. Lo que a menudo se preguntan muchas mujeres es si se puede mejorar la fertilidad masculina. Cómo revertir un seminograma a positivo, recuperar la carga de espermatozoides y lo más importante, su calidad.

Como en todos los temas relacionados con la salud, el estilo de vida que llevemos tiene mucho que ver con la fertilidad del hombre. La infertilidad masculina puede tener un origen muy diverso, pero en algunos casos podemos actuar para minimizar los riesgos a encontrarnos con dificultades en un futuro si deseamos ir en busca del embarazo. En este artículo os daremos algunos consejos sobre cómo mejorar la fertilidad del hombre.

“Tener una buena nutrición es vital para la fertilidad masculina”, asegura el Dr. Daniel Mataró, especialista en fertilidad del CIRH. Diversos estudios han demostrado que existe relación entre la calidad de la dieta en el caso de los hombres y la calidad de los espermatozoides, mejorando el número de espermatozoides y el volumen en la muestra.

Llevar una dieta saludable rica en alimentos naturales y sin procesar como puede ser nuestra dieta mediterránea, con un elevado consumo de frutas y verduras, tiene un impacto sobre la fertilidad masculina. Además, existen varios nutrientes que tienen un papel fundamental en la salud del sistema reproductivo masculino. Podríamos dividirlos en:

Los aminoácidos: Consumir aminoácidos como L-Arginina y la L-Carnitina es necesario para el buen funcionamiento del esperma y para que este pueda madurar. Encontrarás los aminoácidos en pescados, nueces, chocolate, productos lácteos, gelatina, carne, avena, maní, soja, harina blanca, trigo y germen de trigo.

Las vitaminas:

  • Vitamina C: Consumir vitamina C ayuda a equilibrar las hormonas y fortalece el sistema inmunológico, y estudios han demostrado que tener niveles bajos de vitamina C puede conducir a la disminución del recuento de espermatozoides y un mayor riesgo de daño a las células de esperma. Buenas fuentes de vitamina C son las frutas cítricas, las verduras de color verde oscuro, kiwis, fresas y pimientos rojos y verdes, tomates, espinaca, y los zumos hechos de guayaba, naranja y limón. Otros alimentos con mucha vitamina C son: el brócoli, fresas, coles de Bruselas y el melón.
  • Ácido fólico: También conocido como vitamina B9, el ácido fólico se da para reducir los defectos cromosómicos en el esperma. Es necesario ya que él dependen el correcto funcionamiento de muchos procesos del cuerpo, incluyendo la división celular y la regeneración. Los alimentos más ricos en ácido fólico son las verduras de color verde fuerte: espinacas, brócoli, acelgas, espárragos verdes, lechuga. También lo contienen los cítricos, las legumbres (sobre todo la soja), los cereales integrales y la leche.
  • Vitamina E: La vitamina E es esencial para la absorción de Omega 3 y 6, que se utilizan para producir hormonas. La vitamina E se encuentra en almendras, avellanas, semillas de girasol y aceite de oliva virgen extra.
  • Vitamina D: La vitamina D es vital para la salud del sistema inmunológico, la correcta absorción de minerales así como la producción de nuevas células. La vitamina D es producida principalmente por nuestro propio cuerpo a través de la exposición a la luz solar; sin embargo, también se encuentra en los pescados grasos como la caballa, las sardinas y el salmón salvaje.

El selenio: Una dieta pobre en selenio puede ser causante de esterilidad. Alimentos como las lentejas, los guisantes, cacahuates, semillas de girasol, frijoles, mantequilla de maní o nueces contienen cantidades importantes de selenio. En el caso de las semillas de girasol se recomiendan como aperitivo o como una adición en las ensaladas; además contienen vitamina E, B1, potasio y cobre.

El zinc: una deficiencia en zinc puede producir un bajo número de esperma, cambios en el ADN y niveles bajos de testosterona. Un 9% de su ingesta diaria se pierde en cada eyaculación, por ello es fundamental tomar algún suplemento alimenticio para asegurarnos de tener unos niveles adecuados de zinc. La dosis diaria son unos 15 mg. Lo podemos encontrar en el pollo y carne de aves, semillas de sésamo y de calabaza (sin sala y sin freír), el queso, los frutos secos, pistachos, avellanas, almendras, setas, arroz, cereales integrales, huevos, pescados y mariscos sobre todo en las ostras.

Los antioxidantes: Además de los nutrientes mencionados, una dieta rica en antioxidantes es muy recomendable, ya que protegen directamente los espermatozoides de los radicales libres. Los alimentos ricos en antioxidantes incluyen los arándanos, moras, granada, uvas rojas y chocolate negro.

En conclusión, existen algunas causas de la infertilidad sobre las que no podemos actuar, pero todo aquello relacionado con el estilo de vida y con la alimentación saludable puede llegar a mejorar la fertilidad masculina influyendo directamente en la calidad del semen.

Si tienes alguna pregunta acerca de este tema puedes ponerte en contacto con nosotros, somos especialistas en Fertilidad Masculina.

Etiqueta: , , ,

No hay comentarios.


Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *

Nombre *
Correo electrónico *