Tu clínica de Reproducción Asistida en Barcelona.
Blog Cirh

Más información sobre la fertilidad masculina y de pareja

Sí hay tratamiento para la azoospermia o la astenozoospermia

Aunque son dos de las causas de infertilidad masculina más extremas, la reproducción asistida ofrece posibilidades para que los hombres con estas disfunciones puedan ser padres

azoospermia-top

Casos de azoospermia o astenozoospermia

“Cada vez más, vemos un descenso en la fertilidad de los hombres, la calidad del semen empeora”, cuenta el Dr. Mario Brassesco, Director Médico del CIRH. En efecto, los nuevos hábitos de vida, el estrés, una mala alimentación y también factores del medioambiente, ciertos tóxicos, conservantes y pesticidas, más allá de posibles factores genéticos u hormonales, son algunas de sus causas. Esto se hace visible en un alto porcentaje de muestras de semen que indican bajo recuento y baja movilidad de espermatozoides. Para llevar a cabo un buen diagnóstico, se realizan un mínimo de dos seminogramas (con dos o tres meses de diferencia).

Un estudio realizado en Almería con 300 voluntarios de 18-23 años mostro una concentración media espermática en España de 52 mill/ml. Es de destacar que el 14.5% de estos voluntarios no tenían el mínimo de concentración espermática (20 mill/ml), el 33% no tenían el mínimo de movilidad ( más de 25% movilidad activa).

La ausencia de espermatozoides en el semen indica azoospermia. Esta puede ser secretora u obstructiva. La azoospermia secretiva se origina cuando los testículos no producen espermatozoides o lo hacen en una cantidad minúscula. El otro tipo de azoospermia es la obstructiva: una obstrucción impide que los espermatozoides producidos en los testículos se unan al resto de fluidos que componen el semen, que es lo que ocurre en la vasectomía. El caso de oligozoospermia, sin embargo, la presencia de espermatozoides es muy baja.

Otra alteración común es la que afecta a la movilidad de los espermatozoides. Cuando el porcentaje de espermatozoides móviles en el semen es inferior al 32% nos encontramos ante un caso de astenozoospermia, que también disminuye las posibilidades de fecundar un óvulo.

En caso de azoospermia, primero hay que repetir el análisis, luego hay que realizar una exploración física por parte del andrólogo y para acabar, el paciente tiene que llevar a cabo análisis hormonales, FSH, LH, Testosterona.

Si se sospecha que los testículos producen espermatozoides (azoospermia obstructiva), se realiza una biopsia testicular. Si se encuentran espermatozoides estos se congelan para ser usados en un tratamiento de Fecundación In Vitro. Si no se encuentran espermatozoides, únicamente se podrán realizar técnicas de reproducción asistida con donantes de semen.

¿Puedo ser padre con azoospermia o astenozoospermia?

Las disfunciones en la calidad del esperma son causa frecuente de infertilidad. Sin embargo, muchos hombres con alguna de estas disfunciones llegan a ser padres gracias a las técnicas de reproducción asistida.

Si hay signos de una posible complicación a la hora de buscar el embarazo, lo primero que se aconseja es consultar con un especialista que llevará a cabo un diagnóstico individualizado. Las pruebas para un buen diagnóstico son la palpación de los testículos, la realización de un espermiograma, un análisis del semen que nos aportará información valiosa de la calidad y el número de espermatozoides; un análisis de sangre nos permitirá ver la existencia de posibles factores hormonales.

En el caso de la astenozoospermia, el objetivo es conseguir una muestra de espermatozoides con suficiente movilidad como para fecundar el óvulo a través de las técnicas de reproducción asistida.

Hoy en día, en las parejas con dificultades para concebir, el origen de la infertilidad se reparte en 40% hombres, 40% mujeres y 20% causas mixtas. Sin embargo, como apunta el Dr. Brassesco, “aceptar que un hombre es infértil es difícil, ya que se ha creado ese estereotipo en la sociedad”.  Y aunque siempre existe la posibilidad de recurrir al semen de un donante, los actuales tratamientos de reproducción asistida ofrecen mayores posibilidades de éxito para que los hombres con azoospermia o astenozoospermia puedan transmitir sus propios genes a sus hijos.

Si tiene alguna pregunta relacionada con este u otros temas, puede consultar con el equipo del CIRH y resolveremos todas sus dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre ahora cómo podemos ayudarte
Top