¿Qué días del mes soy más fértil?

5 octubre, 2016 Fertilidad

Para lograr el embarazo es necesario conocer aquellos días del ciclo menstrual cuando se produce la ovulación

Hoy en día, controlar tus niveles de fertilidad y saber qué días del mes eres más fértil y por lo tanto, tienes más posibilidades de quedarte embarazada, es muy sencillo. Gracias al avance tecnológico, podemos calcular qué día del mes se produce la ovulación y saber qué días somos más o menos fértiles. Sin embargo, aunque este sea un tema comentado en la consulta ginecológica para quienes buscan el embarazo, hay mujeres que tienen poco conocimiento de su ciclo menstrual. Aun así, mantener relaciones sexuales en el período de máxima fertilidad no significa conseguir un embarazo, con lo que es importante no obsesionarse y ser pacientes.

El ciclo menstrual

Nuestro cuerpo se prepara cada mes para un posible embarazo: es el proceso que conocemos como ciclo menstrual. Este varía de una mujer a otra, e incluso en la misma mujer puede variar de un mes a otro. Por eso se dice que una mujer puede tener ciclos menstruales regulares o irregulares. Un ciclo menstrual regular tiene una duración promedio de 28 días a partir del primer día de menstruación, pero se considera normal que dure entre 24 y 35 días.

En mujeres con ciclos regulares, el momento de la ovulación puede producirse entre los días 12 y 16 antes de la regla, a consecuencia de un crecimiento en los niveles de estrógenos en sangre que provoca un aumento de la hormona LH: que produce la ovulación. Es una fase difícil de prever, pues depende de varios factores e incluso varía de ciclo a ciclo en la misma mujer.

Monitores de fertilidad

Hoy en día disponemos de métodos fiables y exactos para controlar la ovulación. Una mujer con un ciclo regular, puede saber los aumentos que se producen de la hormona LH a través de la orina, realizándose test que actualmente se encuentran en el mercado para así conocer el momento en que se producirá la ovulación. Además, existen otros monitores de fertilidad más complejos que muestran simultáneamente los aumentos de la hormona LH y los de los estrógenos que causan la elevación de LH y producen la ovulación.

Este sistema por monitoreo analítico tiene la función de avisar con antelación, permitiendo asegurar unos días del mes de máxima fertilidad y calcular cuándo se pueden mantener relaciones sexuales con una mayor probabilidad de conseguir el embarazo.

Además, la vida de un óvulo es de 12 a 24 horas, mientras que la de un espermatozoide se prolonga unos cuantos días. Igualmente, una mujer puede quedarse embarazada si ha mantenido relaciones tres o cuatro días antes de la ovulación. De esta manera, los monitores de fertilidad detectan también los días inmediatamente previos a la ovulación y que pueden también ser fértiles.

En caso de intentar conseguir el embarazo con este método y no lograrlo, se aconseja consultar con un especialista tras seis ciclos en mujeres mayores de 35 años y tras 12 ciclos en menores de 35 años. Así, se podrá identificar la causa que dificulta el embarazo y tratarla adecuadamente.

Ovulación programada en Reproducción Asistida

Para las mujeres que realicen un tratamiento de reproducción asistida, hablamos de ovulación programada. Si se trata de una inseminación artificial, se administrará un tratamiento hormonal para estimular sus ovarios y se controlará la cantidad así como el tamaño de los folículos -las estructuras que albergan los óvulos- mediante controles ecográficos habituales. Una vez estos se hayan desarrollado, se inducirá la ovulación mediante la administración de otra hormona que desencadenará la ovulación, que provocará la maduración final y posterior liberación del óvulo. Así, se hace coincidir la ovulación con la inseminación para aumentar las posibilidades de embarazo.

En el caso de la inseminación artificial, una vez los folículos se hayan desarrollado correctamente, se administrará una hormona a la mujer con el fin de producirse la ovulación. En el caso de las mujeres a las que por otras causas se les recomienda seguir un tratamiento de fecundación in vitro con sus propios óvulos, se realizará también una estimulación ovárica -aunque de mayor intensidad- para obtener un número de óvulos mayor. Una vez pasado el periodo de 36 horas, se programará la punción folicular para extraer los óvulos antes de que éstos hayan sido liberados. Así, estos serán fecundados en el laboratorio con los espermatozoides, ya sean de su pareja o de donante.

Al cabo de dos o tres días, se seleccionarán 1 ó 2 preembriones según el caso y la h.c de la mujer se transferirán al útero de la paciente. Dos semanas después se le realiza un test de gestación con el que se podrá saber si se ha producido el deseado embarazo.

Si tiene alguna pregunta relacionada con este u otros temas, puede consultar con el equipo del CIRH y resolveremos todas sus dudas.


No hay comentarios.


Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *

Nombre *
Correo electrónico *