CIRH

Peso y fertilidad

A la hora de pronosticar a una pareja sobre el potencial de su fertilidad, el peso corporal juega un papel importante

En numerosos estudios se ha comprobado que cuando el peso está por encima de los límites recomendados, el potencial de fertilidad se ve comprometido. Un cambio drástico en el peso corporal normal, ya sea por aumento o por pérdida de peso, puede causar infertilidad tanto en los hombres como en las mujeres e incluso reducir las posibilidades de éxito de los tratamientos de reproducción asistida.

Controlar el peso, el mejor tratamiento

Sabemos que el peso puede estar en el origen de problemas de fertilidad. Pero hay que saber dónde está el límite: las mujeres necesitamos un cierto nivel de grasa corporal para ovular regularmente, y estar por debajo de nuestro peso puede ser tan problemático como sufrir de sobrepeso.

Realmente, tu peso puede marcar la diferencia con respecto a tu fertilidad, y no solo en lo referente a las posibilidades de quedarte embarazada, sino también en tus opciones de disfrutar de un embarazo sin complicaciones.

Un sobrepeso evidente puede causar desequilibrios hormonales que afecten la ovulación, haciendo más difícil conseguir un embarazo natural. Así mismo, los fármacos utilizados durante el tratamiento pueden resultar menos efectivos y las posibilidades de lograr una implantación exitosa pueden quedar reducidas entre las mujeres obesas. Si te quedas embarazada a pesar de tener un sobrepeso notable, existe mayor riesgo de aborto o de sufrir problemas como diabetes gestacional o hipertensión arterial.

La pérdida de peso puede mejorar la fertilidad y el resultado del embarazo

Saber que todo esto puede ocurrir es un gran incentivo para perder peso, pero a menudo la presión psicológica añadida de pensar que tu peso es una barrera para concebir puede causar el efecto contrario. Y esto complica aún más abordar la situación con calma y de manera racional.

Bajar de peso requiere mantener una dieta equilibrada y saludable y hacer actividad física. Es recomendable la consulta a un profesional, para implantar una serie de pautas ya que cada caso es distinto. Llegar a un peso corporal normal, a menudo invierte los desequilibrios hormonales, permitiendo así restaurar la fertilidad. Además, la pérdida de peso en las personas obesas aumenta las posibilidades de un embarazo exitoso y mejora su salud ya que se reducen los índices de hipertensión, diabetes y enfermedad cardíaca.

Para cualquier duda o consulta relacionada con este u otros temas relacionados, no dude en contactar el equipo médico del CIRH, estaremos encantados de ayudarle.