• Home
  • Fertilidad
  • Los hombres también sufren cuando hay problemas de fertilidad

Los hombres también sufren cuando hay problemas de fertilidad

19 mayo, 2016 Fertilidad

“La infertilidad en la pareja hay que abordarla desde el punto de vista también del hombre”. El doctor Mario Brassesco, especialista del CIRH, habla sobre las emociones

El dato actual es que uno de cada tres casos de infertilidad se relaciona con factores masculinos y sin embargo, en cuestiones de fertilidad, se sigue hablando y comunicando desde un enfoque centrado en la perspectiva femenina.

Las dificultades que desencadenan los problemas de fertilidad y las técnicas de reproducción asistida afectan de igual modo a los dos miembros de la pareja, hombres y mujeres, por eso decimos que la fertilidad es cosa de dos. Sin embargo, cuando se trata de hablar de las emociones, los dos se expresan de una forma muy diferente durante todo el transcurso del tratamiento. “A lo largo del proceso vemos que los hombres también pasan por varios estadios emocionales, aunque no lo demuestran”, afirma el Dr. Brassesco, especialista en infertilidad masculina del CIRH, “ya que el rol que juega el hombre en nuestra sociedad es el de “fuerte”, el de apoyar a la mujer pero él también sufre mucho en los tratamientos de reproducción asistida”.

Frecuentemente las mujeres piensan que, como no expresan sus emociones, sus parejas no lo pasan mal y que no les importa tanto como a ellas quedarse embarazadas pero eso no tiene por qué ser verdad. “Él también está pasando por un proceso difícil y les cuesta mucho hablar de ello pero esto no significa que no estén implicados”, explica Brassesco.

El sentimiento de culpabilidad

Los sentimientos de los hombres pueden ser especialmente difíciles cuando se da el diagnóstico y exista un factor masculino debido al estereotipo que rodea la infertilidad masculina, tienden a sentirse culpables, aunque esto no tenga ningún sentido. Los hombres pueden sentirse fatal por ello, y eso en sí mismo puede ser una razón para que elijan no hablar de ello con nadie, ni con sus parejas. Hay que tener en cuenta que no hay culpables ni responsables en un problema de fertilidad, los dos miembros de la pareja pasan por el proceso juntos, independientemente de donde esté la dificultad.

No saben cómo ayudar a sus parejas

El hecho de que los hombres no compartan sus sentimientos y no dejen ver sus emociones es porque piensan que así están ayudando a sus parejas, como una forma de protegerlas. Además ellos intentan quitarle hierro a la situación para que la mujer no se preocupe tanto pero esto produce el efecto contrario ya que ella podría pensar que no le importa o que no sabe ponerse en su lugar y se siente incomprendida. Pero no es porque no lo intenten ni quieran estar con ellas durante el proceso, es que no saben cómo ayudarlas o cómo ponerse en el lugar de la pareja. “Para ello es importante que haya una buena comunicación entre los dos miembros y que hablen, que se animen a hablar de ello en casa y en la consulta”, aconseja.

Para cualquier pregunta, no dude en contactar con el equipo médico del CIRH, estaremos encantados de ayudarle.


No hay comentarios.


Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *

Nombre *
Correo electrónico *