CIRH

Los efectos del alcohol en la fertilidad

Un estudio relaciona directamente el consumo de alcohol con la fertilidad de hombres y mujeres

El consumo de bebidas alcohólicas está bien aceptado en la mayoría de los países del mundo. A medida que aumentan las tasas de parejas que tienen dificultades para lograr el embarazo, tenemos que preguntarnos cómo los hábitos de nuestro estilo de vida influyen. Tomar una copa de vez en cuando es algo que forma parte de nuestro estilo de vida, junto con el tipo de alimentación o la práctica de deporte. Pero igual como en otros hábitos menos saludables, como el tabaco, puede tener una incidencia en nuestra fertilidad

Los efectos en la salud de un consumo excesivo de alcohol son bien conocidos. ¿Qué se considera un consumo responsable para la población general? De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el consumo óptimo de alcohol se sitúa en una copa de vino al día, en el caso de los hombres, y la mitad en las mujeres. “Los efectos del alcohol sobre la fertilidad son mayores de lo que uno podría llegar a pensar ya que incluso el consumo moderado de alcohol puede llegar a disminuir la fertilidad y no somos conscientes”, afirma el Dr. Brassesco, Director Médico del CIRH.

A más alcohol, menor fertilidad

En el caso de aquellas mujeres que están buscando el embarazo, ¿cuál es la cantidad recomendada de alcohol? ¿Existe alguna limitación? Si bien el mensaje que se da a las parejas que buscan quedarse embarazadas es que deben evitar consumir alcohol mientras tratan de concebir, hay que saber que las mujeres que consumen más de 5 bebidas alcohólicas a la semana tardan más en quedar embarazadas. Las mujeres que beben menos por semana presentan mayor fertilidad. Estos datos han sido revelados por un estudio de la Universidad Southern Denmark que saca a la luz cómo el alcohol puede disminuir nuestra capacidad de concebir.

En el estudio participaron 1.221 hombres de entre 18 y 28 años, de quienes se analizaron: de qué forma consumían alcohol, la calidad del semen y el perfil hormonal.

Los resultados muestran que la concentración del semen y el número de espermatozoides disminuyen a la vez que aumenta el consumo de bebidas alcohólicas. Junto al número de copas, también disminuye el número de espermatozoides.

Esto se refleja con consumos tan moderados como son 5 unidades de alcohol semanales (1 unidad equivale a una cerveza o una copa de vino, 2 unidades equivale a 1 vodka o whisky o coñac). A partir de las 25 unidades semanales se ven las modificaciones y con un consumo de 40 unidades semanales la concentración de esperma se reduce un 33%.

Alcohol y concepción: cuanto más lejos, mejor

Los resultados del estudio son claros, las bebidas alcohólicas deben evitarse mientras se está buscando el embarazo. Si tiene dificultades para concebir y se está preguntando si el consumo de bebidas alcohólicas puede estar contribuyendo a sus problemas, puede ser hora de dejar el alcohol. “Abandonar el alcohol va a aumentar su fertilidad en general.”, afirma Brassesco.

Los hombres que desean apoyar a sus parejas en la búsqueda del embarazo también deben evitar el alcohol mientras tratan de concebir. Las parejas que van a iniciar un tratamiento de Reproducción Asistida, deben dejar de beber alcohol, por lo menos 3-6 meses antes de cualquier procedimiento.

Para cualquier duda o consulta relacionada con este u otros temas relacionados, no dudes en contactar el equipo médico del CIRH, estaremos encantados de ayudarte.