La presencia de medidas de control garantiza la seguridad en reproducción asistida

30 diciembre, 2016 Reproducción asistida

La existencia de protocolos en todas las fases del tratamiento y un estricto sistema de monitorización aseguran la tranquilidad durante el proceso

Gracias a los avances en el campo de la reproducción asistida, muchas parejas y mujeres solas cumplen su sueño de conseguir su deseado embarazo. Es una aventura cargada de ilusión y emociones, que depende de un equipo especializado que trabaja siempre bajo estrictas medidas de control para garantizar la máxima seguridad del tratamiento y eliminar cualquier margen de confusión a la hora de conseguir el embarazo.

Con más de 25 años de trayectoria, el CIRH cuenta con una sólida experiencia que le ha permitido desarrollar y aplicar sólidos protocolos de seguridad que regulan cada uno de sus procesos durante cada uno de los tratamientos que realiza.

Sistemas de control que blindan la seguridad durante todo el proceso en CIRH

En el laboratorio: todo el equipo cumple elevados niveles de formación

Contar con un equipo altamente cualificado en los laboratorios es imprescindible para cualquier intervención en un proceso de fecundación in vitro. “El trabajo del equipo tiene una incidencia directa en el resultado del tratamiento, y por lo tanto, en el cuidado del paciente”, explica la Dra. Aïda Pujol, directora del laboratorio del CIRH. “Por esta razón, en nuestro laboratorio nadie interviene en un tratamiento hasta que no obtiene un nivel de competencia y aprendizaje completos que se ajusten a nuestras medidas de calidad”.

De hecho, este método de formación se ha publicado recientemente en la revista Journal of Assisted Reproduction and Genetics, siendo uno de los medios más importantes del sector, y comunicado en numerosos encuentros internacionales con la comunidad médica y científica.

Seguimiento de la acción de todo el equipo humano

La complejidad de los procesos que se llevan a cabo en el laboratorio necesita elevadas medidas de seguridad, con el fin de garantizar que el trabajo de todos los especialistas involucrados se desarrolle en condiciones óptimas. Así, todas las tareas del equipo humano de CIRH, desde médicos, enfermeras, biólogos, embriólogos hasta técnicos de laboratorio pasan un control a través de la monitorización que reduce el margen de error y asegura que el paciente recibe el mejor trato y tratamiento durante todo el proceso.

Gestión Integrada de Calidad

Desde sus inicios, CIRH apostó fuertemente por la calidad, seguridad y control de todos sus procesos. Así, CIRH cuenta con la acreditación internacional ISO 9001. Esta apuesta por la calidad y la seguridad reconocida por entidades externas responde a una voluntad de control permanente que se verifica de forma periódica.

Doble barrera de control

En cada una de las fases de la técnica que se ejecutan el laboratorio, se involucran hasta 3 técnicos de laboratorio para asegurar que cada paso se realiza de forma correcta. Todas y cada una de las muestras de semen, ovocitos o embriones utilizadas en cada tratamiento están claramente identificadas con el nombre y código identificativo de cada paciente, un número que es personal e intransferible Todos los materiales que se usan en la intervención se utilizan una única vez, además, cada fase del proceso queda registrada documentalmente. Este sistema de seguridad da a día de hoy una gran tranquilidad tanto a pacientes como al propio equipo del centro.


No hay comentarios.


Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *

Nombre *
Correo electrónico *