Tu clínica de Reproducción Asistida en Barcelona.
Blog Cirh

Más información sobre la fertilidad masculina y de pareja

Fumar reduce las posibilidades de embarazo

El hábito de fumar influye negativamente sobre la fertilidad, tanto que puede reducir hasta la mitad las posibilidades de gestación

“Deje el tabaco si quiere tener hijos”, esta sería una de las advertencias que le haría su médico en el caso de estar pensando en quedarse embarazada. “El tabaco es uno de los agentes externos que más repercute en la salud reproductiva de hombres y mujeres”, afirma el Dr. Brassesco, Director Médico del CIRH. Según el especialista, en las parejas que fuman las mujeres necesitan el doble de ciclos para lograr una gestación y las tasas de implantación son más bajas en FIV.

Fumar es perjudicial para la salud reproductiva

El efecto que causa el tabaco en las mujeres es como el de envejecer diez años, ya que una mujer que es fumadora tiene peor calidad ovocitaria y embrionaria, mientras que en los hombres provoca alteraciones en los niveles hormonales que afectan a la calidad y cantidad del esperma, la movilidad y las variaciones en su morfología.

Tabaco y fertilidad femenina

En el caso de las mujeres, los componentes del tabaco afectan al proceso de maduración de los folículos de los ovarios. Las mujeres que consumen tabaco suelen tener peor calidad ovocitaria y embrionaria, se incrementan las anomalías cromosómicas y su edad menopáusica se puede adelantar entre uno y cuatro años. Para que nos hagamos una idea, la combinación de obesidad, tabaco y cafeína disminuye un 30% la probabilidad de tener un hijo.

Tabaco y fertilidad masculina

No sólo la fertilidad femenina se ve afectada por el consumo habitual del tabaco: fumar también influye negativamente sobre la calidad del esperma en el hombre. Los tóxicos que se encuentran en la composición de los cigarrillos pueden originar la fragmentación del ADN del espermatozoide. Esto provoca lesiones en el material genético del espermatozoide que dificultan la consecución del embarazo.

Dejar de fumar es por tanto de gran ayuda en el tratamiento de Reproducción Asistida, no obstante, “existen otros factores, ligados al estilo de vida, que pueden provocar dificultades a la hora de tener un hijo, como el consumo excesivo de alcohol, y otras drogas que puede influir sobre la capacidad reproductiva”, afirma Brassesco.

Finalmente, el experto aconseja a los futuros padres mantener una dieta saludable y equilibrada, evitar abusar de ciertas sustancias y realizar ejercicio diario para favorecer la fertilidad.

Para cualquier duda o consulta relacionada con este u otros temas relacionados, no dudes en contactar el equipo médico del CIRH, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre ahora cómo podemos ayudarte
Top