CIRH

¿En qué consiste la inseminación artificial?

Hoy en día existen numerosas opciones disponibles para ayudar a las parejas con dificultades para conseguir el embarazo

Una técnica sencilla y efectiva

Gracias a los avances en medicina hoy existe un gran abanico de opciones para ayudar a las parejas con problemas de infertilidad. Una de las técnicas más utilizadas en tratamientos de reproducción asistida es la inseminación artificial por ser una técnica sencilla, efectiva y ampliamente aplicada como primera opción de tratamiento.

La Inseminación Artificial consiste en colocar en el útero los espermatozoides previamente seleccionados. Esto implica la necesidad de sincronizar la inseminación con la ovulación, bien en un ciclo natural o con estimulación de los ovarios con medicación pautada por el especialista. A las dos semanas de la inseminación podremos saber con una prueba de embarazo si la técnica ha tenido éxito.

Inseminación Artificial Conyugal

La inseminación artificial con semen de la pareja consiste en colocar en el útero los espermatozoides de la pareja seleccionados previamente de una muestra. Esta técnica se utiliza cuando los espermatozoides tienen dificultades para llegar al útero, bien sea por impotencia, mala calidad del semen, etc. También es conveniente en caso de disfunciones ovulatorias, alteraciones físicas y/o funcionales del cuello del útero, factores coitales o en casos de esterilidad de origen desconocido.

Inseminación Artificial con semen de Donante

La inseminación artificial con semen de donante consiste en colocar en el útero los espermatozoides, en este caso, de un banco de semen y se recomienda en aquellos casos en que el hombre presente enfermedades hereditarias, incapacidad de los testículos para fabricar espermatozoides (fallo testicular) o bien en mujeres sin pareja masculina.

Para cualquier pregunta, no dude en contactar con el equipo médico del CIRH, estaremos encantados de ayudarle.