El reloj biológico del hombre también corre

15 Diciembre, 2016 Para él

La edad no es obstáculo para alcanzar muchas cosas. Pero puede reducir la probabilidad de que un hombre sea padre

Sabemos que la edad de la mujer es el factor más importante en la concepción, sin embargo, la edad del padre también es importante.

No puedes controlar tu edad o la edad de tu pareja. Sin embargo, si deseas tener uno o más hijos, se aconseja tener esta conversación más pronto que tarde. Relacionar los problemas de fertilidad con la edad de la mujer es de lo más común. Sin embargo, investigaciones recientes confirman que el paso de los años es fundamental también para los hombres. El reloj biológico de los hombres también corre. De hecho, la calidad del semen desciende en torno a los 30 años, según señalan investigaciones recientes.

Hombres, edad y fertilidad

“La calidad del esperma de un hombre también disminuye con la edad”, apunta el Dr. Brassesco, Director Médico del CIRH. “A medida que el hombre envejece, se necesita más tiempo para que su pareja se quede embarazada y también existe mayor riesgo de no poder concebir”, señala.

Además, cualquiera que sea la edad de la madre, el riesgo de aborto involuntario es mayor si el padre tiene más de 45. Sin embargo, el problema no es solo el descenso de la fertilidad a medida que avanza la edad. Al bajar la calidad del semen del hombre, también se incrementan los riesgos de anormalidades genéticas en el bebé.

Los especialistas afirman que un embarazo para una mujer que supera los 40 años es un factor de riesgo para sus hijos, pero los estudios indican que los espermatozoides del padre mayor de 45 años también puede traer consecuencias negativas para el desarrollo posterior del niño, es decir, la baja calidad del semen de los padres en edad avanzada puede afectar a sus hijos.

Así, los hombres de edad avanzada tienen una ligera mayor probabilidad de transmitir ciertas alteraciones genéticas que pueden ocasionar problemas psicológicos y trastornos de aprendizaje futuros. A medida que el hombre se hace mayor, se expone a más toxinas medioambientales que pueden conducir a cambios de ADN en su esperma.

La edad no es el único factor que determina cuáles son las dificultades para concebir. Se trata, más bien, de una variable que agrava otros problemas, bien heredados a través de la genética, bien relacionados con el estilo de vida (mala alimentación, consumo de tabaco y alcohol, obesidad o estrés, entre otros).

Los españoles retrasan cada vez más la edad para tener hijos

Las condiciones sociales que se vive la población en España y las dificultades para salir del hogar e independizarse antes de los 30 años, favorece que la edad de reproducción de los españoles haya cambiado en los últimos años, y son muchos los padres que tienen el primer hijo pasados los 30.

Por tanto, pese a que el retraso en la edad de concebir se vea como algo normal, es importante que se conciencie y se informe sobre las complicaciones que representa la procreación a edades tardías.

Si tienes alguna pregunta relacionada con este u otros temas, puedes consultar con el equipo del CIRH y resolveremos todas sus dudas.


No hay comentarios.


Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *

Nombre *
Correo electrónico *