CIRH

Cómo mejorar tu fertilidad

¿Sabes qué factores pueden estar afectando vuestra fertilidad? El impacto de la edad en fertilidad es el más importante, pero existen otros

1 de cada 4 parejas que intentan buscar el embarazo tienen dificultades en conseguir el embarazo. Las causas pueden ser femeninas, masculinas o mixtas. Sin embargo, existen varios factores clave que determinan la fertilidad de una pareja y que pueden marcar la diferencia y mejorar vuestras posibilidades de éxito. La salud del hombre y de la mujer cuenta por igual y este es un mensaje importante a tener en cuenta cuando estamos buscando el embarazo.

¿Qué importancia tiene la edad en la fertilidad?

La fertilidad es uno de los mayores regalos que nos da la naturaleza, sin embargo y por distintas causas algunas parejas no pueden conseguirlo fácilmente y necesitan recurrir a la ayuda de especialistas. Para minimizar las dificultades que podemos encontrarnos al conseguir nuestro embarazo, es muy importante tener un factor clave: nuestra propia edad. No es un dato novedoso saber que cuanto más joven busques el embarazo, más probabilidades tendrás de conseguirlo, mientras que a medida que vayas cumpliendo años, esa probabilidad de embarazo va a disminuir. Así, entre los 20 y los 30 años encontramos el periodo más fértil para una mujer y por lo tanto la edad ideal de buscar el embarazo. Es a partir de los 40 cuando la fertilidad disminuye drásticamente. No obstante, sabemos que no siempre es posible organizar tu vida para tener hijos pronto, pero si se recomienda que si tienes elección y oportunidad, intentes tener en cuenta tu ventana fértil.

El reloj biológico del hombre también corre

En el caso de los hombres, la información que circula es que ellos siempre pueden seguir teniendo hijos durante toda la vida, pero nos estamos dando cuenta cada vez más que esto no es cierto y que la fertilidad de un hombre a los 40 es menor que a sus 20, igual que pasa en las mujeres. Los hombres también deben ser conscientes del hecho de que cuanto antes busquen el embarazo, mejor. Así, no podemos controlar siempre cuando tener un hijo pero si ser conscientes de que el reloj biológico también corre para el hombre.

¿Qué importancia tiene el peso en la fertilidad?

En términos de salud, este se calcula con el IMC, Índice de Masa Corporal. El IMC de cada uno, se consigue dividiendo el peso en kilos por la talla en metros al cuadrado. Entre 18,5 y 24,9 se considera un IMC normal, si está por debajo de 18,5 se considera bajo peso, y si está entre 25 y 29,9 se considera sobrepeso. Entre 30 y 39,9 se considera obesidad. Si una pareja está pensando en buscar el embarazo o hacerlo próximamente y su peso se sitúa en la franja del sobrepeso, perder algunos kilos puede marcar la diferencia. No existe un peso ideal, pero sí un peso saludable en el que tu salud reproductiva puede mejorar de forma importante.

Tener sobrepeso puede afectar la fertilidad de ambos miembros de la pareja

A la hora de pronosticar a una pareja sobre el potencial de su fertilidad, el peso juega un papel importante. En numerosos estudios se ha comprobado que cuando el peso está por encima de los límites recomendados, el potencial de fertilidad se ve comprometido. Un cambio drástico en el peso corporal normal, ya sea por aumento o por pérdida de peso, puede causar infertilidad tanto en los hombres como en las mujeres e incluso reducir las posibilidades de éxito de los tratamientos de reproducción asistida. En el caso de los hombres, la obesidad también puede causar disfunción eréctil y una disminución de la frecuencia de las relaciones sexuales.

¿Qué importancia tienen los hábitos de vida en la fertilidad?

El estilo de vida tiene un efecto claro en la fertilidad. Existen algunos hábitos sobre los que podemos actuar para minimizar sus efectos sobre nuestra propia fertilidad. Es el caso del tabaco, por ejemplo. A día de hoy, cada vez son más los jóvenes que adquieren ese hábito, que tiene un claro efecto en la fertilidad: en el caso de una mujer fumadora, a los 30 años tiene la capacidad fértil que una mujer no fumadora de 40 años.

Otra de las cosas que sabemos que afectan negativamente es un elevado consumo de alcohol. Generalmente aconsejamos a la gente que están tratando de quedar embarazadas para reducir la cantidad de alcohol de nuevo a un mínimo y, si es posible, no consumir nada de alcohol en la época de que se quede embarazada. Se ha demostrado que altos niveles de alcohol tienen un efecto negativo sobre el esperma.

Para cualquier duda o consulta relacionada con este u otros temas relacionados, no dudes en contactar el equipo médico del CIRH, estaremos encantados de ayudarte.