Tu clínica de Reproducción Asistida en Barcelona.

Síndrome del Ovario Poliquístico

1-de-cada-10-mujeres-boxEl Síndrome del Ovario Poliquístico afecta a 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva.

El Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP) es un trastorno hormonal que altera la ovulación, haciendo que esta desaparezca en ocasiones y se produzca de forma muy irregular, lo que dificulta que se produzca el embarazo de forma natural. Esta alteración tiene una alta prevalencia, y es que afecta alrededor de 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva.

¿Cuáles son sus síntomas?

ovarios-poliquisticosEl SOP presenta varios síntomas, aunque no siempre aparecen a la vez en las mujeres que lo padecen:

  • Presencia de múltiples y pequeños folículos en el ovario: estos se pueden ver mediante ecografía.
  • Alteraciones menstruales: en la mayoría de casos no se produce una ovulación normal. Los ciclos suelen durar 40 días o más, y en algunos meses incluso no llega a producirse la menstruación.
  • Hiperandrogenismo: a causa de las alteraciones hormonales que produce el síndrome, el organismo produce mayores cantidades de hormonas masculinas, que pueden ocasionar un exceso de vello en zonas como la cara o el pecho; también es frecuente el acné.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico del Síndrome del Ovario Poliquístico se realiza mediante el análisis de la historia clínica, una exploración física y ginecológica, y la realización de una analítica sanguínea que analice hormonas femeninas y masculinas. Siempre que sea posible, además, se realizará una ecografía vaginal para estudiar la morfología del ovario.

¿Cómo consigo quedarme embarazada si tengo Síndrome de Ovario Poliquístico?

Para poder lograr una ovulación regular y facilitar el embarazo natural, se suelen recomendar los siguientes tratamientos hormonales:

  • Citrato de clomifeno: a través de comprimidos orales que se administran a partir del tercer o quinto día de la menstruación, durante 5 días, se recupera la ovulación en 8 de cada 10 mujeres, aunque solo la mitad consiguen quedarse embarazadas. Se recomienda no seguir este tratamiento farmacológico durante más de seis meses y sin control médico.
  • Gonadotropinas: administración de inyecciones subcutáneas a partir del día 3 de menstruación. Se requieren controles ecográficos durante el tratamiento para establecer la dosis necesaria hasta conseguir la ovulación.

Cuando estos tratamientos hormonales no sean suficientes, se indicará además el uso de técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial o la fecundación in vitro, en función del caso.

Última actualización: mayo, 2016
Descubre ahora cómo podemos ayudarte
Top